Fiebre tifoidea (Causas, Síntomas, Tratamientos y Remedios)

Noviembre 26, 2015Fiebre tifoidea Standard

La fiebre tifoidea es una enfermedad causada por las bacterias Salmonella typhi. Es considerada como una amenaza grave para la salud en muchos países, especialmente para los niños.

La fiebre tifoidea se propaga a través de los alimentos y el agua contaminados o por contacto cercano con alguien que esté infectado. Los signos y síntomas generalmente incluyen fiebre alta, dolor de cabeza, dolor abdominal y estreñimiento o diarrea.

La mayoría de las personas con fiebre tifoidea suelen sentirse mejor a los pocos días de haber comenzado un tratamiento con antibióticos, aunque un pequeño número puede morir por complicaciones. Existen vacunas contra la fiebre tifoidea, pero sólo son parcialmente eficaces. Usualmente se reservan para las personas que puedan estar expuestas a la enfermedad o que viajan a áreas donde la fiebre tifoidea es común.

Más en;

Los síntomas

Los signos y síntomas suelen desarrollarse gradualmente, a menudo aparecen 1-3 semanas después de la exposición a la enfermedad.

Enfermedad temprana

Entre los primeros síntomas de la enfermedad se incluyen:

  • Fiebre que comienza baja pero aumenta cada día, posiblemente llegando tan alto como 104.9 F (40.5 C)
  • Dolor de cabeza
  • Debilidad y fatiga
  • Dolores musculares
  • Transpiración
  • Tos seca
  • Pérdida de apetito y pérdida de peso
  • Dolor abdominal
  • Diarrea o estreñimiento
  • Erupción cutánea
  • Abdomen extremadamente hinchado

Enfermedad avanzada

Si no recibe tratamiento, el paciente puede:

  • Comenzar a delirar
  • Permanecer inmóvil y tendido con los ojos medio cerrados, esto es lo que se conoce como el estado tifoideo.

En este momento se desarrollan las complicaciones que amenazan la vida.

En algunas personas, los signos y síntomas pueden reaparecer hasta dos semanas después que la fiebre haya desaparecido.

Abunda más en; Los síntomas de la fiebre tifoidea.

Cuándo consultar a un médico

doctor-medico-largo

Consulte a un médico inmediatamente si sospecha que tiene la fiebre tifoidea, sobre todo si se enferma durante un viaje a un país extranjero.

Si desarrolla signos y síntomas después de regresar a casa, considere la posibilidad de consultar a un médico especializado en la atención al viajero internacional o enfermedades infecciosas, ya que sería capaz de reconocer y tratar su enfermedad con mayor rapidez que otro médico no familiarizado con el tema.

Causas

La fiebre tifoidea es causada por bacterias virulentas llamadas Salmonella typhi (S. typhi). Aunque están relacionadas, la S. typhi y la bacteria responsable de la salmonelosis, no son la misma.

Vía de transmisión fecal-oral

La bacteria que causa la fiebre tifoidea propaga la fiebre a través de alimentos o agua contaminados y ocasionalmente a través del contacto directo con una persona infectada.

En países en vías de desarrollo, donde la fiebre tifoidea es endémica, la mayoría de los casos se deben al agua potable contaminada y el saneamiento deficiente. En los países desarrollados, la causa suele ser la propagación de las bacterias vía fecal-oral, por parte de personas que viajan y contraen la enfermedad.

Dicho esto, usted puede contraer la infección si come alimentos manipulados por alguien con fiebre tifoidea que no se ha lavado cuidadosamente después de usar el baño y por el uso de agua contaminada con la bacteria.

Portadores de fiebre tifoidea

Incluso después del tratamiento con antibióticos, un pequeño número de personas que se recuperan de la fiebre tifoidea continúan albergando las bacterias en su tracto intestinal o vesícula biliar, a menudo durante años. Estas personas, llamadas portadores crónicos, arrojan la bacteria en sus heces y son capaces de infectar a otros, a pesar de que ya no tienen signos ni síntomas de la enfermedad.

¿Cuánto sabes sobre la fiebre tifoidea?

Realiza este cuestionario y aprende algo que no sabías de esta enfermedad.

Factores de riesgo

La fiebre tifoidea sigue siendo una seria amenaza en todo el mundo, sobre todo para los países pobres donde se estima que afecta a 26 millones de personas o más cada año. La enfermedad es endémica en India, en el sudeste de Asia, en África, América del Sur y muchas otras áreas.

A nivel mundial, los niños están en mayor riesgo de contraer la enfermedad, pero por lo general tienen síntomas menos graves que los adultos.

Si vives en un país donde la fiebre tifoidea es poco frecuente, puedes tener un mayor riesgo de contagio si:

  • Trabajas en o viajas a áreas donde la fiebre tifoidea es endémica.
  • Trabajas como microbiólogo clínico en el manejo de las bacterias Salmonella typhi.
  • Tienes contacto cercano con alguien que está infectado o estuvo infectado recientemente con fiebre tifoidea.
  • Bebes agua contaminada por las aguas residuales que contienen S. typhi.

Continúa abundando en; Transmisión de la fiebre tifoidea.

Complicaciones

Sangrado intestinal o agujeros

Las complicaciones más graves de la fiebre tifoidea, dígase la hemorragia intestinal o los agujeros (perforaciones) en el intestino, pueden desarrollarse en la tercera semana de la enfermedad. Cuando en el intestino delgado o el intestino grueso se desarrolla un agujero, el contenido intestinal se filtra dentro de la cavidad abdominal y desencadena síntomas como dolor abdominal intenso, náuseas, vómitos e infección del torrente sanguíneo (sepsis). Esta complicación es potencialmente mortal y requiere atención médica inmediata.

Otras complicaciones menos comunes

Otras posibles complicaciones incluyen:

  • Inflamación del músculo cardíaco (miocarditis)
  • Inflamación del revestimiento del corazón y las válvulas (endocarditis)
  • Neumonía
  • Inflamación del páncreas (pancreatitis)
  • Infecciones renales o de la vejiga
  • La infección e inflamación de las membranas y el líquido que rodean al cerebro y la médula espinal (meningitis)
  • Problemas psiquiátricos, como delirio, alucinaciones y psicosis paranoide

Con el tratamiento oportuno, casi todas las personas afectadas pueden recuperarse de la fiebre tifoidea. Sin tratamiento, muchas personas no pueden sobrevivir a las complicaciones de esta enfermedad.

Aprende más en; ¿Cuáles son los efectos de la fiebre tifoidea a largo plazo?

Preparación para una cita médica

Llame a su médico si ha regresado recientemente de un viaje al extranjero y desarrolla síntomas leves similares a los de la fiebre tifoidea. Si sus síntomas son graves, vaya a una sala de emergencias.

Aquí ofrecemos información para ayudarle a prepararse y saber qué esperar de su médico.

Información que debe reunir con antelación

  • Restricciones previas a la cita. En el momento de hacer su cita con el médico, pregunte si hay restricciones que deba cumplir en período previo a la consulta. Su médico no será capaz de confirmar la fiebre tifoidea sin un análisis de sangre, es posible que recomiende la adopción de ciertas medidas para reducir el riesgo de contagio a otras personas.
  • Historia de los síntomas. Anote los síntomas que está experimentando y por cuánto tiempo.
  • La exposición reciente a las posibles fuentes de infección. Esté preparado para describir los viajes internacionales en detalle, incluidos los países que ha visitado y la fecha que viajaban.
  • Historia médica. Haga una lista de su información médica clave, incluyendo todas las condiciones para las que ha recibido tratamiento, así como cualquier medicamento, vitaminas o suplementos que esté tomando. El médico también necesitará conocer su historial de vacunación.
  • Preguntas para su médico. Escriba algunas preguntas con anticipación para aprovechar al máximo su tiempo con el médico. Por ejemplo:
    • ¿Cuáles son las posibles causas de mis síntomas?
    • ¿Qué tipo de pruebas necesito?
    • ¿Existen tratamientos disponibles para recuperarme?
    • Tengo otros problemas de salud. ¿Cómo puedo manejar estas condiciones juntas?
    • ¿Cuánto tiempo puede demorar una recuperación completa?
    • ¿Cuándo puedo volver al trabajo o escuela?
    • ¿Estoy en riesgo de padecer complicaciones a largo plazo por la fiebre tifoidea?

Si durante la cita surge cualquier otra pregunta, no dude en hacerla.

¿Qué esperar de su médico?

El médico probablemente hará una serie de preguntas durante la cita. Por ejemplo:

  • ¿Cuáles son sus síntomas y cuándo comenzaron?
  • ¿Hay algo que mejore o empeore sus síntomas?
  • ¿Los síntomas mejoran brevemente y luego regresan?
  • ¿Ha viajado recientemente al extranjero? ¿A dónde?
  • ¿Actualizó sus vacunas antes de viajar?
  • ¿Está recibiendo tratamiento para alguna otra condición médica?
  • ¿Está tomando algún medicamento?

Pruebas y diagnóstico

fiebre-tifoidea-bacteria

Historial médico y de viaje:

El médico puede sospechar de la fiebre tifoidea en base en sus síntomas, su historial médico y de viaje, pero el diagnóstico generalmente se confirma mediante la identificación de S. typhi en un cultivo de la sangre u otro fluido corporal o tejido.

Cultivo de tejidos o fluidos corporales:

Para realizar un cultivo de laboratorio, se necesita una pequeña muestra de sangre, heces, orina o médula ósea. Con la ayuda de un microscopio se puede detectar la presencia de bacterias tifoideas. El cultivo de médula ósea a menudo es la prueba más sensible para detectar bacterias S. typhi.

Aunque las pruebas de cultivo son la base para el diagnóstico, en algunos casos pueden utilizarse otras pruebas para confirmar la sospecha de una infección por fiebre tifoidea, por ejemplo una prueba de sangre para detectar anticuerpos a la bacteria que causa la fiebre tifoidea o una prueba para detectar ADN tifoideo en la sangre.

Más sobre el tema en; Diagnóstico de la fiebre tifoidea.

¿Cuánto sabes sobre la fiebre tifoidea?

Realiza este cuestionario y aprende algo que no sabías de esta enfermedad.

Tratamientos y drogas

La terapia con antibióticos es el único tratamiento efectivo para la fiebre tifoidea. Los antibióticos comúnmente prescritos son:

  • La ciprofloxacina (Cipro)
  • La ceftriaxona (Rocephin). Este antibiótico inyectable es una alternativa para las personas que no pueden tomar la ciprofloxacina, como los niños.

Estos medicamentos pueden causar efectos secundarios y su uso a largo plazo puede conducir a la aparición de cepas bacterianas resistentes a los antibióticos.

Resistencia a los antibióticos

En el pasado, el fármaco de elección era el cloranfenicol, sin embargo los médicos ya no lo utilizan comúnmente debido a sus efectos secundarios, el deterioro de la salud después de un período de mejoría y la resistencia bacteriana generalizada.

De hecho, la existencia de bacterias resistentes a los antibióticos es un problema creciente en el tratamiento de la fiebre tifoidea. En los últimos años, la bacteria S. typhi también ha demostrado ser resistente al trimetoprim-sulfametoxazol y a la ampicilina.

Otros tratamientos

Otros tratamientos incluyen:

  • Tomar abundantes líquidos. Esto ayuda a prevenir la deshidratación que resulta de una fiebre prolongada y las diarreas. Si el paciente está gravemente deshidratado, puede necesitar el suministro de líquidos por vía intravenosa.
  • Cirugía. Cuando ocurre una perforación en el intestino, se necesita la cirugía para reparar el agujero.

Sigue leyendo en;

Prevención

fiebre-tifoidea-vacuna

En muchos países, los objetivos que pueden ayudar a prevenir y controlar la fiebre tifoidea, como la calidad del agua potable, el saneamiento eficaz y la atención médica adecuada, pueden ser difíciles de lograr. Por esa razón, algunos expertos creen que la vacunación de las poblaciones de alto riesgo es la mejor manera de controlar la fiebre tifoidea.

Siempre se recomienda obtener una vacuna antes de viajar a zonas donde el riesgo de contraer la fiebre tifoidea es alto. Existen dos vacunas, una se inyecta en una sola dosis al menos una semana antes del viaje y la otra se toma por vía oral en cuatro cápsulas, con una cápsula que debe tomarse todos los días.

Ninguna de las dos es totalmente eficaz, ambas requieren inmunizaciones repetidas porque su eficacia disminuye con el tiempo.

Dicho esto, también se recomienda seguir algunas pautas cuando se viaja a zonas de alto riesgo:

  • Lave sus manos. El lavado frecuente de las manos con agua caliente y jabón es la mejor manera de controlar la infección. Lávese antes de comer o preparar alimentos y después de ir al baño. Lleve un desinfectante de manos a base de alcohol para utilizar cuando el agua no está disponible.
  • Evite el consumo de agua no tratada. El agua potable contaminada es un problema particular en las zonas donde la fiebre tifoidea es endémica. Por esa razón, sólo beba agua, jugos, vino y cervezas embotelladas o enlatadas. El agua mineral carbonatada es más segura que el agua embotellada no carbonatada. Pida siempre las bebidas sin hielo, de ser posible use agua embotellada para cepillarse los dientes y no trague agua de la ducha.
  • Evite las frutas y verduras crudas. Debido a que los productos crudos pueden haber sido lavados en agua no potable, evite las frutas y verduras que no se puedan pelar, especialmente las lechugas. Para estar absolutamente seguro, es posible que desee evitar por completo los alimentos crudos.
  • Elija alimentos calientes. Evite los alimentos que se almacenan o se sirven a temperatura ambiente. Los alimentos calientes cocidos al vapor son los mejores. Aunque no hay garantía de que las comidas que se sirven en restaurantes más finos sean seguras, lo mejor es evitar la comida de los vendedores ambulantes porque es más probable que esté contaminada.

Por otra parte, si se está recuperando de la fiebre tifoidea, las siguientes medidas pueden mantener a otras personas fuera de peligro:

  • Tome sus antibióticos. Siga las instrucciones de su médico para tomar los antibióticos y asegúrese de completar la prescripción.
  • Lávese las manos a menudo. Esta es la medida más importante que puedes seguir para evitar la propagación de la infección a otros. Use agua caliente, jabón y frote bien durante al menos 30 segundos, especialmente antes de comer y después de ir al baño.
  • Evite la manipulación de alimentos. Evite preparar la comida para los demás hasta que su médico le indique que ya no es contagioso. Si trabaja en servicios de gastronomía o un centro de atención de salud, no debe regresar al trabajo hasta que las pruebas demuestren que ya no está expulsando bacterias tifoideas.

Más sobre esto en; Vacuna contra la fiebre tifoidea (vía oral) y Cómo evitar la fiebre tifoidea.

Libro GRATIS: "Fiebre Tifoidea. La Guía Completa"

libro ... descarga gratuitamente nuestro ebook: "Fiebre Tifoidea. La Guía Completa" y descubre como tomar el control real de tu condición.

Utilizando los consejos de mi libro serás capaz de:

  • Conocer todo sobre la fiebre tifoidea.
  • Aprender sobre la medicina alternativa y los remedios que puedes comenzar a utilizar hoy mismo y desde tu hogar para tratarla.
  • Descubrir cómo se transmite la fiebre tifoidea, así como los secretos para prevenirla.
  • Y más, mucho más.

  ¿Qué estás esperando?... ¡ES GRATIS!

Fiebre tifoidea en YouTube

Fuentes y referencias