Fracturas (Causas, Síntomas, Tipos y Tratamientos)

Enero 18, 2016Fracturas Standard

  • Una fractura es una ruptura o fisura en un hueso.
  • Una fractura se produce cuando la fuerza ejercida contra un hueso es mayor que la fuerza que él puede soportar estructuralmente.
  • Los sitios más comunes para las fracturas son la muñeca, el tobillo y la cadera.
  • El tratamiento de una fractura incluye inmovilizar el hueso con un yeso o insertar quirúrgicamente varillas o placas de metal para mantener juntas las piezas de hueso.
  • Algunas fracturas complicadas pueden requerir cirugía y tracción quirúrgica.
  • En la mayoría de los casos, el yeso se retira después de unas semanas, pero el paciente debe mover su extremidad con cuidado por lo menos durante el próximo mes.

¿Qué es una fractura de hueso?

La fractura de un hueso perturba su estructura y resistencia, conduce al dolor, la pérdida de su función y a veces causa hemorragia y lesiones alrededor del sitio afectado.

Nuestro esqueleto se compone de huesos, que son un tipo de tejido conectivo reforzado con calcio y células óseas. Los huesos tienen un centro más blando, llamado médula, donde se producen las células sanguíneas. Las principales funciones del esqueleto son brindar apoyo para nuestro cuerpo, permitir el movimiento y proteger los órganos internos.

Existen diferentes tipos de fracturas en los huesos. Algunos son más graves que otros, dependiendo de la potencia y dirección de la fuerza ejercida, del hueso implicado en particular, de la edad de la persona y su salud general. Las fracturas más comunes ocurren en la muñeca, el tobillo y la cadera. Las fracturas de cadera ocurren con mayor frecuencia en personas mayores.

Los huesos fracturados necesitan alrededor de cuatro a ocho semanas para sanar, dependiendo de la edad y la salud de la persona, así como del tipo de ruptura.

Causas de las fracturas

Las causas de las fracturas pueden incluir:

  • Incidentes traumáticos, como lesiones deportivas, accidentes de vehículos y caídas
  • Condiciones de salud como la osteoporosis y algunos tipos de cáncer que hacen que los huesos se fracturen con más facilidad. En estos casos los traumas menores y las caídas pueden llegar a ser graves.

Síntomas de las fracturas

fractura1Las fracturas son distintas de otras lesiones en el esqueleto, como las dislocaciones, aunque en algunos casos puede ser difícil diferenciarlas. A veces, la persona puede tener más de un tipo de lesión. En caso de duda, se aplica el tratamiento como si se tratara de una fractura.

Los síntomas de una fractura dependen de la lesión en particular y su gravedad, pero pueden incluir:

  • Dolor
  • Hinchazón
  • Moretones
  • Deformidad
  • Incapacidad para usar la extremidad

Más en; Tipos de fracturas, síntomas y prevención.

Tipos de fractura

Los diferentes tipos de fractura incluyen:

  • Fractura cerrada (simple), el hueso roto no ha traspasado la piel.
  • Fractura abierta (compuesta), el hueso roto sobresale a través de la piel o una herida conduce a la zona de fractura. En estos casos son más probables la infección y la hemorragia externa.
  • Fractura de tallo verde, esta fractura incompleta se asemeja al quiebre de una rama y es más común en los niños porque sus huesos son más flexibles que los huesos de un adulto.
  • Fractura de estrés, a menudo se produce en el pie o la pierna como resultado del esfuerzo repetido en actividades deportivas, el trote o las carreras.
  • Fractura complicada, las estructuras que rodean a la fractura resultan lesionadas. Puede haber daños en las venas, arterias o nervios y también puede haber una lesión en la mucosa del hueso (periostio).
  • Fractura conminuta, el hueso se rompe en trozos pequeños. Este tipo de fractura complicada tiende a curarse más lentamente.
  • Fractura por avulsión, los músculos normalmente están anclados al hueso con tendones, un tipo de tejido conectivo. Las contracciones musculares potentes pueden desprender un tendón y extraer pedazos de hueso con él. Este tipo de fractura es más común en las articulaciones de la rodilla y el hombro.
  • Fractura de compresión, se produce cuando dos huesos son forzados uno contra el otro. Los huesos de la columna vertebral, llamados vértebras, suelen causar este tipo de fractura. Las personas mayores, particularmente aquellas con osteoporosis, tienen un mayor riesgo.

No todas las fracturas ocurren en el brazo o la pierna. Un traumatismo en la cabeza, el pecho, la columna vertebral o la pelvis puede fracturar huesos como el cráneo y las costillas. Estas fracturas se complican aún más por la estructura subyacente que el hueso protege normalmente. Algunas pueden ser muy difíciles de manejar utilizando sólo los principios de primeros auxilios, ya que pueden representar lesiones potencialmente mortales. Siempre busque ayuda de emergencia si sospecha que ha sufrido este tipo de fracturas.

Más en;

Complicaciones de las fracturas

Las fracturas de huesos pueden provocar complicaciones como:

  • La pérdida de sangre. Los huesos tienen un rico suministro de sangre, determinadas fracturas pueden causar la pérdida de mucha sangre.
  • Las lesiones de órganos, tejidos o estructuras circundantes. Por ejemplo, el cerebro puede ser dañado por una fractura de cráneo y los órganos del tórax pueden lesionarse si se rompe una costilla.
  • Retraso en el crecimiento del hueso. Esto ocurre si el hueso largo de un niño se fractura cerca de la articulación donde se encuentran las placas de crecimiento.

Más en;

 Cuestionario: ¿Qué sabes sobre las fracturas?

Realiza este cuestionario y aprende más sobre las fracturas óseas.

Primeros auxilios para las fracturas

Conocer un poco acerca de los primeros auxilios para las fracturas es muy importante. Mover un hueso roto puede aumentar el dolor, el sangrado y puede dañar los tejidos alrededor de la lesión. Esto puede llevar a complicaciones en la reparación y la curación posterior.

Los primeros auxilios para las fracturas se basan en inmovilizar (limitar el movimiento de) la zona lesionada. Para esto se pueden utilizar las férulas. También es importante controlar cualquier hemorragia externa y realinear cualquier deformidad antes de entablillar. Solo los paramédicos o personal médico deben hacer esta parte.

Las fracturas en la cabeza y ciertas partes del cuerpo, como el cráneo, las costillas y la pelvis, son graves y deben ser manejadas por los paramédicos.

Si se sospecha de una fractura, se debe:

  • Mantener inmóvil a la persona, no la mueva a menos que haya un peligro inmediato, especialmente si se sospecha de fractura de cráneo, columna vertebral, costillas, pelvis o pierna superior.
  • Asistir las heridas sangrantes. Detenga el sangrado presionando firmemente en el sitio con un vendaje limpio. Si un hueso sobresale, debe aplicar presión alrededor de los bordes de la herida.
  • Si se controla el sangrado, debe mantener la herida cubierta con un apósito limpio.
  • Nunca trate de enderezar los huesos fracturados.
  • Para la fractura de una extremidad, es importante proveer atención y confort, posiblemente con una almohada debajo de la pierna o el antebrazo. Sin embargo, esto no debe causar más dolor o movimientos innecesarios del hueso roto.
  • Aplicar una férula para apoyar la extremidad. Las férulas no tienen que ser fabricadas profesionalmente. Artículos como tablas de madera y revistas dobladas pueden funcionar para algunas fracturas. Se debe inmovilizar la extremidad arriba y debajo de la fractura.
  • Utilizar un cabestrillo para sostener una fractura de brazo o de clavícula.
  • Elevar la zona fracturada si es posible y aplicar una compresa fría para reducir la hinchazón y el dolor.
  • Evitar que la persona lesionada coma o beba hasta que sea examinada por un médico, por si necesita una cirugía de emergencia.
  • En caso de emergencia, llame para pedir una ambulancia.

Más en;

Diagnóstico y tratamiento de las fracturas

fractura-yesoLos médicos pueden diagnosticar las fracturas en los huesos mediante radiografías. También pueden utilizar las tomografías computarizadas y la resonancia magnética.

Normalmente los huesos fracturados pueden sanar por sí mismos, el objetivo del tratamiento es asegurarse de que las piezas de hueso están alineadas correctamente. El hueso tiene que recuperarse completamente en fuerza, movimiento y sensibilidad. Algunas fracturas complicadas pueden requerir cirugía, tracción quirúrgica o ambas.

Dependiendo de dónde sea la fractura y su gravedad, el tratamiento puede incluir:

  • El uso de una férula para detener el movimiento del miembro roto.
  • Buscar apoyo para el hueso.
  • El uso de un molde de yeso para proporcionar apoyo e inmovilizar el hueso.
  • La tracción del hueso
  • La inserción quirúrgica de varillas o placas de metal para mantener las piezas de hueso juntas.
  • El alivio del dolor.

Procedimiento quirúrgico para las fracturas

Dependiendo de la localización y la gravedad de la fractura, los procedimientos quirúrgicos pueden incluir:

  • Fracturas cerradas o simples. Los dos extremos del hueso roto se alinean y se mantienen en su lugar. La extremidad se venda muy bien para luego aplicar el yeso húmedo.
  • Las fracturas abiertas o compuestas. Estas reciben una limpieza a fondo para eliminar los posibles residuos antes de ser reparadas, debido a que una fractura expuesta al aire libre puede infectarse fácilmente.
  • Fracturas en huesos largos. Los huesos largos como el fémur son difíciles de mantener alineados. En los adultos a menudo son tratados mediante el enclavado interno. Los niños pueden necesitar tracción par de días antes de fijar el hueso con un yeso. Una vez que los dos extremos del hueso comienzan a mostrar signos de cicatrización, la articulación de la pierna y la cadera se inmovilizan con el yeso. En otros casos, se insertan pasadores encima y debajo de la fractura para fijar ambas partes del hueso. Este procedimiento se realiza bajo anestesia general.

 Cuestionario: ¿Qué sabes sobre las fracturas?

Realiza este cuestionario y aprende más sobre las fracturas óseas.

Posoperatorio de una fractura

Después de la cirugía, el médico comprueba que el paciente dispone de plena sensibilidad en el área afectada. Por ejemplo, si la persona tiene un brazo enyesado, le pueden pedir que mueva los dedos. También comprobarán signos como el hormigueo, la palidez o frialdad en la zona. Estas pruebas verifican si la férula está afectando los nervios o el suministro de sangre hacia la extremidad. La parte lesionada se mantiene lo más quieta posible durante los primeros días.

El médico generalmente indica medicamentos para aliviar el dolor. Siempre se determina la diferencia entre el dolor de la fractura y cualquier dolor que pueda ser causado por la férula, la tracción, el yeso, la mala alineación de la extremidad o la hinchazón.

El proceso de curación de las fracturas

Los coágulos de sangre que se forman en los extremos rotos del hueso indican el comienzo del proceso de curación. Durante unas cinco semanas, las dos porciones de hueso se van uniendo, junto con una combinación de células fibrosas y cartílago.

Este hueso temporal (callo) no es tan fuerte como el hueso real. Puede romperse con facilidad hasta que sea reemplazado con el hueso real. Por esta razón, aunque el médico extraiga el yeso o férula después de unas semanas, todavía se necesita tratar al hueso con mucho cuidado, por lo menos durante un mes más.

Otros tratamientos para las fracturas

Algunos huesos, como la clavícula o los huesos de los dedos de los pies, son inmovilizados con un cabestrillo o férula durante unos dos meses, en lugar de ser enyesados.

Dificultades en el tratamiento de las fracturas

Algunas dificultades en el tratamiento de una fractura pueden ser:

  • Mala alineación de la extremidad fracturada
  • Infección
  • La colocación errónea de un yeso (demasiado apretado o demasiado flojo)

Más en; Principios generales para el tratamiento de fracturas y la terapia médica.

Autocuidado después de una fractura

Siga los consejos de su médico, pero algunas sugerencias generales incluyen:

  • Evitar el calor directo sobre la zona fracturada, por ejemplo las bolsas de agua caliente.
  • Descansar la extremidad fracturada tanto como sea posible.
  • Usar las técnicas indicadas por las enfermeras para caminar o realizar las actividades diarias. Por ejemplo, se corre el riesgo de una lesión mayor si se usan las muletas incorrectamente.
  • Evitar cualquier levantamiento o la conducción hasta que la fractura haya sanado.
  • Si siente picazón en la piel debajo del yeso, no introduzca nada entre el yeso y su miembro (gancho de ropa o lápiz). En su lugar, utilice un secador de pelo para soplar aire fresco dentro del yeso.
  • Evitar que el yeso se moje, ya que si se humedece puede volverse suave y no proporcionaría el apoyo necesario. Un yeso húmedo también puede irritar la piel. Al ducharse, envuélvalo en una bolsa de plástico con cinta adhesiva para mantener la zona bien seca.
  • Consultar al médico de inmediato si tiene hinchazón, coloración azul o pérdida del movimiento en los dedos, hormigueo, adormecimiento o aumento del dolor.

 Cuestionario: ¿Qué sabes sobre las fracturas?

Realiza este cuestionario y aprende más sobre las fracturas óseas.

Perspectivas a largo plazo después de una fractura

En la mayoría de los casos, el yeso se retira después de unas semanas, pero la extremidad debe ser tratada con cuidado por lo menos durante el próximo mes. Las fracturas de pierna toman varios meses para sanar.

El médico puede tomar radiografías de seguimiento para comprobar el progreso de la curación.

A diferencia de la piel, los huesos rotos se curan sin formación de tejido cicatricial, pero los músculos inmovilizados tienden a debilitarse y marchitarse. Es posible que el paciente necesite rehabilitación, incluyendo ejercicios de fortalecimiento, por un corto período tiempo.

Dónde obtener ayuda

  • En la consulta médica local
  • En el Servicio de Urgencias de un hospital

Más en; Prevención de las fracturas en personas con osteoporosis: 6 Consejos para evitar fracturas, deslizamientos y caídas.

Libro GRATIS: Fracturas. La Guía Completa

libro... descarga gratuitamente nuestro ebook: "Fracturas. La Guía Completa" y descubre cómo tomar el control real de tu condición.

Utilizando los consejos de mi libro serás capaz de:

  • Conocer todo sobre las fracturas.
  • Aprender, con imágenes, sobre los distintos tipos de fracturas, dislocaciones, etc.
  • Saber que hacer, en cada caso, para encontrar el alivio de tus síntomas, así como las indicaciones de tratamiento, recuperación y prevención que debes seguir.
  • Y más, mucho más.

¿Qué estás esperando?... ¡ES GRATIS!

Fuentes y Referencias

  • Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos (enlace – en inglés-)
  • ESTUDIO DE LAS FRACTURAS por la UCM-Universidad Complutense de Madrid (enlace -pdf-)