Té verde (Qué es, cómo tomarlo, sus beneficios y riesgos)

Té Verde Standard

El té ha sido cultivado desde hace siglos, inicialmente en la India y China. En la actualidad, el té es la segunda bebida más consumida en el mundo, sólo superada por el agua. Millones de personas beben té todos los días y varios estudios sugieren que el té verde (Camellia sinensis) en particular, tiene muchos beneficios para la salud.

Existen 3 variedades principales de té, el verde, el negro y el oolong. La diferencia entre ellos radica en cómo se procesan. El té verde se obtiene de las hojas no fermentadas y contiene la mayor concentración de los poderosos antioxidantes llamados polifenoles. Los antioxidantes son sustancias que combaten a los radicales libres (compuestos que cambian las células, dañan el ADN e incluso causan la muerte celular). Muchos científicos creen que los radicales libres contribuyen al proceso de envejecimiento, así como al desarrollo de una serie de problemas de salud, incluyendo cáncer y enfermedades del corazón. Los antioxidantes, como los polifenoles del té verde, pueden neutralizar a los radicales libres y reducir, o incluso ayudar a prevenir, algunos de los daños que causan.

En la medicina tradicional china e india, el té verde se utiliza como estimulante, diurético (ayuda al cuerpo a deshacerse del exceso de líquido), astringente (controla el sangrado y ayuda a sanar las heridas), y para mejorar la salud del corazón. Otros usos tradicionales del té verde incluyen la regulación de la temperatura corporal y del azúcar en la sangre, la digestión y la mejora de los procesos mentales.

Descripción de la planta del té verde

te-verde-planta

El té negro, té verde y el té oolong surgen de las hojas de la planta Camellia sinensis. Originalmente cultivada en Asia oriental, esta planta crece tan grande como un arbusto o árbol. Hoy en día, la Camellia sinensis crece en Asia y algunas partes de Oriente Medio y África.

Las personas en los países asiáticos consumen comúnmente té verde y oolong, mientras que el té negro es el más popular en los Estados Unidos. El té verde se prepara a partir de las hojas sin fermentar, el té oolong a partir de las hojas parcialmente fermentadas y el té negro se prepara con hojas completamente fermentadas. Cuanto más fermentadas estén las hojas, menor será el contenido de polifenoles y mayor será el contenido de cafeína. El té verde tiene el contenido de polifenoles más alto mientras que el té negro tiene aproximadamente 2-3 veces el contenido de cafeína del té verde.

Te puede interesar además;

¿Qué contiene el té verde?

Los investigadores creen que las propiedades del té verde se deben principalmente a los polifenoles, sustancias químicas con un potencial antioxidante muy fuerte. De hecho, los efectos antioxidantes de los polifenoles parecen ser mayores que los de la vitamina C. Los polifenoles son los que le otorgan cierto sabor amargo.

Estos se clasifican como catequinas. El té verde contiene seis compuestos primarios de catequina: catequina, gallogatequina, epicatequina, epigalocatequina, galato de epicatequina y galato de epigalocatequina (también conocido como EGCG). EGCG es el componente polifenol más activo y más estudiado en el té verde.

Este té también contiene alcaloides que incluyen la cafeína, la teobromina y la teofilina, los cuales proporcionan efectos estimulantes. L-teanina, un compuesto aminoácido que se encuentra en el té verde, ha sido estudiado por sus efectos calmantes sobre el sistema nervioso.

Te invito a continuar leyendo sobre el tema en; Té verde: ¿elixir de la vida o simplemente popularidad?

¿Cuánto sabes sobre el Té Verde?

Realiza este cuestionario y aprende más sobre el llamado "Elixir de la juventud" 

Formas disponibles

La mayoría de los suplementos dietéticos de té verde se venden en forma de cápsulas. También hay extractos líquidos elaborados a partir de las hojas y los brotes, así como presentaciones descafeinadas, embotelladas e instantáneas.

La copa promedio de té verde contiene de 50 a 150 mg de polifenoles (antioxidantes), mientras los productos de té verde descafeinado contienen polifenoles concentrados.

Más en;

Cómo tomarlo

En niños:

El té verde no ha sido estudiado en niños, por lo que no se recomienda su uso pediátrico.

Adultos:

Dependiendo de la marca, se recomienda beber 2-3 tazas de té verde al día (para un total de 240-320 mg de polifenoles) o 100-750 mg de extracto de té verde estandarizado por día. Los productos sin cafeína son los más recomendados.

Continúa abundando en el tema en;

Usos y beneficios del té verde

El té verde ha sido estudiado ampliamente en personas, animales y experimentos de laboratorio. Los resultados de estos estudios sugieren que puede ayudar a tratar las siguientes condiciones de salud:

Aterosclerosis

Las propiedades antioxidantes del té verde pueden ayudar a prevenir la aterosclerosis, una enfermedad arterial coronaria. Los investigadores creen que el té verde reduce el riesgo de enfermedades del corazón mediante la reducción de los niveles de colesterol y triglicéridos. El té negro tiene efectos similares. De hecho, se estima que la tasa de ataque cardíaco disminuye en un 11% con el consumo de 3 tazas de té al día.

Colesterol alto

Las investigaciones demuestran que el té verde reduce el colesterol total y aumenta el HDL (“colesterol bueno”) en los animales y las personas. Un estudio clínico encontró que los hombres que beben té verde son más propensos a tener colesterol total más bajo que los que no beben té verde.

Los resultados de un estudio realizado en animales sugieren que los polifenoles del té verde pueden evitar que el colesterol sea absorbido en el intestino, así como ayudar al cuerpo a deshacerse de él. En otro estudio con hombres fumadores, los investigadores encontraron que el té verde redujo significativamente los niveles de colesterol nocivo (LDL).

Cáncer

Varios estudios sugieren que tanto el té verde como el té negro ayudan a protegernos contra el cáncer. Por ejemplo, el cáncer tiende a afectar menos en países como Japón, donde las personas consumen té verde regularmente. Los investigadores también creen que los polifenoles ayudan a matar las células cancerosas y detener su crecimiento.

Cáncer de vejiga

Pocos estudios han examinado la relación entre el cáncer de vejiga y el hábito de beber té. Aun así se han encontrado algunos resultados prometedores. En un estudio que incluía personas con y sin cáncer de vejiga, los investigadores encontraron que las mujeres que bebían té negro y té verde eran menos propensas a desarrollar cáncer de vejiga. Un seguimiento clínico realizado por el mismo grupo de investigadores reveló que las personas con cáncer de vejiga, especialmente los hombres, que bebían té verde tuvieron una mejor tasa de supervivencia que los que no bebían té verde.

Cáncer de mama

Los estudios sugieren que los polifenoles en el té verde inhiben el crecimiento de las células de cáncer de mama. En un estudio de 472 mujeres con distintas etapas de cáncer de mama, los investigadores encontraron que las mujeres que bebían té verde presentaban una menor propagación del cáncer. Esto fue especialmente cierto en las mujeres premenopáusicas que atravesaban las primeras etapas del cáncer. También encontraron que las mujeres en las primeras etapas de la enfermedad que bebían al menos 5 tazas de té al día antes de ser diagnosticadas con cáncer, tenían menos probabilidades de experimentar recurrencias de la condición una vez que terminara el tratamiento.

En otro estudio, los investigadores encontraron que beber té verde o de cualquier otro tipo, no se asociaba con un menor riesgo de cáncer de mama. Sin embargo, cuando analizaron la muestra por edades, encontraron que las mujeres menores de 50 años que consumían 3 o más tazas de té al día eran 37% menos propensas a desarrollar cáncer de mama, en comparación con las mujeres que no bebían té.

Cáncer de ovarios

En un estudio realizado con pacientes de cáncer de ovario en China, los investigadores encontraron que las mujeres que bebían al menos una taza de té verde al día vivieron más tiempo con la enfermedad que las que no bebían té verde.

Cáncer de colon

Los estudios sobre los efectos del té verde en el cáncer de colon o de recto han mostrado resultados contradictorios. Algunos estudios muestran una disminución del riesgo en los que beben té, mientras que otros muestran un aumento del riesgo. En un estudio, las mujeres que bebían 5 o más tazas de té verde al día tenían un riesgo menor de cáncer colorrectal, en comparación con las que no bebían. Sin embargo, no hubo efecto de protección para los hombres. Se necesita más investigación antes de que los investigadores puedan recomendar el té verde para la prevención del cáncer colorrectal.

Cáncer de pulmón

Aunque se ha encontrado que los polifenoles del té verde pueden inhibir el crecimiento de células de cáncer de pulmón humano en tubos de ensayo, pocos estudios clínicos han analizado la relación entre el consumo de té verde y el cáncer de pulmón en las personas. Un estudio poblacional encontró que el té de Okinawa, similar al té verde pero parcialmente fermentado, se asociaba con un riesgo de cáncer de pulmón inferior, especialmente entre las mujeres. Se necesitan más estudios para que los investigadores pueden sacar conclusiones sobre el té verde y el cáncer de pulmón.

Cáncer pancreático

En un estudio clínico a gran escala se comparó a los bebedores de té verde con los no bebedores y se encontró que aquellos que bebían más té eran menos propensos a desarrollar cáncer de páncreas. Esto fue particularmente cierto para las mujeres. Del mismo modo, los hombres que bebían más té eran 37% menos propensos a desarrollar cáncer de páncreas. Sin embargo, aún no existen pruebas suficientes como para decir que el té verde es el único responsable de la reducción del riesgo de desarrollar cáncer.

¿Cuánto sabes sobre el Té Verde?

Realiza este cuestionario y aprende más sobre el llamado "Elixir de la juventud" 

Cáncer de próstata

Los estudios de laboratorio han encontrado que los extractos de té verde evitan el crecimiento de células de cáncer de próstata en los tubos de ensayo. En un estudio clínico a gran escala en el sureste de China los investigadores encontraron que el riesgo de cáncer de próstata se redujo al aumentar la frecuencia, duración y cantidad del consumo de té verde. Sin embargo, los extractos de té verde y té negro también estimularon a ciertos genes responsables de que las células sean menos sensibles a los medicamentos de quimioterapia. Las personas que se someten a quimioterapia deben consultar a su médico antes de beber té verde, té negro o tomar suplementos de té.

Cáncer de piel

El principal polifenol en el té verde es el galato de epigalocatequina (EGCG). Los estudios científicos sugieren que el EGCG y otros polifenoles del té verde tienen propiedades anti-inflamatorias y anticancerígenas que pueden ayudar a prevenir el desarrollo y crecimiento de tumores en la piel.

Cáncer de estómago

Los estudios de laboratorio han encontrado que los polifenoles del té verde inhiben el crecimiento de células de cáncer de estómago en tubos de ensayo, pero los estudios con personas han sido menos concluyentes. En dos estudios que comparaban a personas bebedoras de té verde con personas no bebedoras, los investigadores encontraron que las personas que bebían té tenían la mitad de probabilidades de desarrollar cáncer de estómago e inflamación, que las que no bebían té verde.

Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII)

El té verde puede ayudar a reducir la inflamación asociada con la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, los dos tipos de EII.

Diabetes

El té verde se ha utilizado tradicionalmente para controlar los niveles de azúcar en la sangre. Los estudios en animales sugieren que puede ayudar a prevenir el desarrollo de diabetes tipo 1 y retardar la progresión una vez que se ha desarrollado.

Algunos estudios clínicos han encontrado que tomar extracto de té verde al día reduce el nivel de hemoglobina A1c en las personas con diabetes limítrofe.

Enfermedad del hígado

Varios estudios han demostrado que los hombres que beben más de 10 tazas de té verde al día son menos propensos a desarrollar problemas en el hígado. Al parecer el té verde también protege al hígado de los efectos perjudiciales de sustancias tóxicas como el alcohol. Los estudios de laboratorio han demostrado que el té verde ayuda a proteger contra los tumores de hígado en ratones.

Otros resultados sugieren que las catequinas (químicos presentes en la planta del té verde) pueden ayudar a tratar la hepatitis viral, la cual es una inflamación del hígado. En estos estudios, la catequina fue utilizada en cantidades muy elevadas. No está claro si el té verde, que tiene una menor concentración de catequinas, tendría los mismos beneficios. Es importante señalar que 10 tazas de té verde al día pueden causar problemas debido a los altos niveles de cafeína. Siempre es importante consultar cualquier decisión de tratamiento con el médico.

Pérdida de peso

Los estudios clínicos sugieren que el extracto de té verde puede aumentar el metabolismo y ayudar a quemar grasas. Se encontró que la combinación de té verde y cafeína mejora la pérdida de peso y el mantenimiento en las personas con sobrepeso y obesidad moderada. Algunos investigadores creen que las sustancias llamadas catequinas son las responsables de su efecto quema-grasa. Sigue con más en;

Otros usos

Estudios preliminares sugieren que el consumo de té verde puede ayudar a prevenir las caries dentales, aliviar enfermedades inflamatorias como la artritis, tratar las verrugas genitales, enfermedades dermatológicas y prevenir los síntomas de los resfriados y la gripe. Se dice que el té verde puede desempeñar un papel en la prevención de la enfermedad de Parkinson y la osteoporosis.

Te invito a abundar más en;

Precauciones

te-verde1

El uso de remedios y bebidas herbales se ha convertido en una alternativa increíble para tratar múltiples enfermedades, sin embargo no es menos cierto que las plantas contienen sustancias activas que pueden desencadenar efectos secundarios e interactuar con otras hierbas, suplementos o medicamentos. Por esta razón, las personas deben usarlas con cuidado, bajo la supervisión de un profesional.

Por ejemplo, las personas con problemas del corazón o presión arterial alta, problemas renales, problemas hepáticos, úlceras de estómago y trastornos psicológicos, especialmente ansiedad, no deben tomar el té verde. Las mujeres embarazadas y lactantes también deben evitarlo.

Las personas que padecen anemia, diabetes, glaucoma u osteoporosis deben consultar a su médico antes de beber té verde o tomar un extracto.

Las personas que beben grandes cantidades de cafeína por largos períodos de tiempo, incluyendo la cafeína del té verde, pueden experimentar irritabilidad, insomnio, palpitaciones y mareos. Una sobredosis de cafeína puede causar náuseas, vómitos, diarrea, dolores de cabeza y pérdida del apetito.

Si bebes mucho té y comienzas a vomitar o tener espasmos abdominales, puedes tener una intoxicación por cafeína. Cuando los síntomas son graves, debes reducir el consumo de cafeína y buscar atención médica.

Continúa con más en;

Posibles interacciones

Si una persona está siendo tratada con alguno de los siguientes medicamentos, no debe beber té verde ni extracto de té verde sin antes consultarlo con su médico:

La adenosina. El té verde puede inhibir la acción de la adenosina, un medicamento recetado a pacientes con ritmo cardíaco irregular y generalmente inestable.

Los beta-lactámicos. El té verde puede aumentar la eficacia de los antibióticos beta-lactámicos, provocando que las bacterias sean menos resistentes al tratamiento.

Las benzodiacepinas. La cafeína, incluyendo la cafeína del té verde, puede reducir los efectos sedantes de estos medicamentos comúnmente utilizados para tratar la ansiedad, como el diazepam (Valium) y el lorazepam (Ativan).

Los betabloqueantes, el propranolol y metoprolol. La cafeína, incluyendo la cafeína del té verde, puede aumentar la presión arterial en personas que toman propranolol (Inderal) y metoprolol (Lopressor, Toprol XL). Estos medicamentos se usan para tratar la presión arterial alta y enfermedades del corazón.

Los medicamentos anticoagulantes. Las personas que toman warfarina (Coudamin) no deben beber té verde, pues este contiene vitamina K y puede afectar la eficacia del medicamento. Otros compuestos del té verde pueden, de hecho, retardar  la coagulación de la sangre y por tanto aumentar el efecto de los medicamentos anticoagulantes. Del mismo modo, no se debe mezclar el té verde con la aspirina para reducir el riesgo de sangrado excesivo. Si usted está tomando medicamentos que promueven la anticoagulación de la sangre, analice el consumo de té verde con su médico.

Quimioterapia. La combinación de té verde y medicamentos de quimioterapia, específicamente la  doxorrubicina y el tamoxifeno, ha demostrado que aumenta la eficacia de estos medicamentos en pruebas de laboratorio. Por otra parte, se ha informado que los extractos de té verde y té negro afectan a un gen en las células de cáncer de próstata que puede hacerlas menos sensibles a los fármacos de quimioterapia. Por esa razón, las personas deben hablar con su médico antes de beber té negro y té verde mientras se someten a quimioterapia.

La clozapina (Clozaril). Los efectos de la clozapina pueden reducirse si se toma dentro de 40 minutos después de beber té verde.

Efedrina. Cuando se toma junto con la efedrina, el té verde puede causar agitación, temblores, insomnio y pérdida de peso.

Litio. Se ha demostrado que el té verde reduce los niveles de litio en sangre, un medicamento utilizado para tratar el trastorno bipolar. Esto puede hacer que el litio sea menos efectivo.

Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO). El té verde puede causar un aumento grave de la presión arterial, llamado “crisis hipertensiva,” cuando se toma junto con estos medicamentos antidepresivos:

  • isocarboxazida (Marplan)
  • moclobemida (Manerix)
  • fenelzina (Nardil)
  • tranilcipromina (Parnate)

Las píldoras anticonceptivas. Los anticonceptivos orales pueden prolongar la estancia de la cafeína en el cuerpo, lo que puede aumentar sus efectos estimulantes.

La fenilpropanolamina. Una combinación de cafeína, incluyendo la cafeína del té verde, con la fenilpropanolamina, que es utilizada en muchos medicamentos para la tos, los resfriados y para perder peso, puede causar manías y un aumento grave de la presión arterial.

Quinolonas. El té verde puede aumentar la eficacia de estos medicamentos y el riesgo de efectos secundarios. Aquí se incluyen:

  • La ciprofloxacina (Cipro)
  • La enoxacina (Penetrex)
  • La grepafloxacina (Raxar)
  • La norfloxacina (Chibroxin, Noroxin)
  • El sparfloxacin (Zagam)
  • El trovafloxacino (Trovan)

Otros medicamentos. El té verde, especialmente con cafeína, puede interactuar con otra serie de medicamentos, incluyendo:

  • El acetaminofeno (Tylenol)
  • La carbamazepina (Tegretol)
  • El dipiridamol (Persatine)
  • El estrógeno
  • La fluvoxamina (Luvox)
  • El metotrexato
  • La mexiletina (Mexitil)
  • El fenobarbital
  • La teofilina
  • El verapamilo (Bosoptin, Calan, Covera- HS, Verelan, Verelan PM)

Para estar seguro, siempre consulte a su médico antes de beber té verde si está tomando medicamentos.

Más en¿El té verde contiene cafeína? , 4 posibles desventajas del té verde.

Libro GRATIS: "Té Verde. La nueva fuente de la juventud"

libro ... descarga gratuitamente nuestro ebook: "Té Verde. La Nueva Fuente de la Juventud" y aprende a sentirte jóven otra vez, más inteligente y lleno de energía utilizando las propiedades de esta maravillosa planta.

Utilizando los consejos de mi libro serás capaz de:

  • Aprender a obtener todos los beneficios del té verde(algunos ni te los imaginas).
  • Conocer los diferentes tipos de té verde y cuándo utilizarlos.
  • Saber, exactamente, cómo utilizar el té verde en el tratamiento de más de 100 condiciones de salud(una por una).

¿Qué estás esperando?... ¡ES GRATIS!

Té verde en YouTube

Fuentes y referencias

  • Té verde en MedlinePlus ( Link )
  • Ceremonia del té japonesa en Wikipedia ( Link )
  • Té verde en Consumer.es